“Dumbo”, entretenida, pero sin conmover

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

La nueva versión de Dumbo, el live action dirigido por Tim Burton, es una cinta entretenida que por momentos le hace honor a la versión original; sin embargo, no llega a conmover o ser tan espectacular como se esperaba.

 

Por Arturo Brum Zarco*

@arturobrum

En esta nueva moda de Disney por realizar live action de sus películas animadas más exitosas, era un poco lógico que el director Tim Burton hiciera la versión de Dumbo, ya que ese pequeño elefante con grandes orejas es solitario, rechazado y se burlan de su físico; características que le gusta abordar a Burton en su cine.

Además, Burton afirmó que uno de sus grandes sueños era dirigir una nueva versión de dicho clásico de Disney, película animada que se estrenó el 23 de octubre de 1941 – siendo el cuarto largometraje animado de Walt Disney Pictures- y basado en el libro homónimo de Helen Aberson y Harold Pearl.

En ese tiempo, Dumbo significó para Disney un gran éxito tanto en la crítica como económicamente, ya que después de películas animadas como Pinocho y Fantasía (las cuales tuvieron un costo altísimo) la compañía estaba con dificultades financieras; y fue la historia de Dumbo, un tierno elefante que gracias a sus grandes orejas puede volar, la que salvó a la empresa. Una de las cualidades de Dumbo es su compacta narración, su sencillo pero complejo argumento y una animación básica pero bien hecha.

En este remake de Tim Burton vemos secuencias que le hacen honor a la versión original: ahí están las burlas hacia Dumbo, la furia de la madre elefante que defiende a su hijo, el baile de los surrealistas elefantes rosas, y las plumas que sirven como amuleto para que el elefante vuele. Es decir, Burton intenta respetar la historia de 1941, sin embargo, en las nuevas atribuciones que impregna en la cinta no se ve el cine Burtiano ni un filme que llegue a conmover del todo al espectador.

Holt Farrier (Colin Farrel) es una ex estrella circense famoso por su acto montando un caballo, cuando regresa de la guerra (donde perdió un brazo) llega al circo donde trabajó por varios años y donde viven sus hijos Milly (Nico Parker) y Joe (Finley Hobbins).

El dueño del circo, Max Medici (Danny DeVito), vuelve a contratar a Holt pero ahora para que se haga carga junto a sus hijos de un pequeño elefante con orejas gigantes llamado Dumbo, quien es el hazmerreír de todos.

No obstante, gracias a la ayuda de los hijos de Holt, Dumbo aprende a usar sus peculiares orejas para volar, y esto hace que Dumbo se convierte en la máxima atracción del circo. Circo que lleva varios años con graves problemas financieros; por lo cual, cuando aparece el empresario V. A. Vandevre (Michael Keaton), un tipo que tiene un parque de diversiones y un circo ostentoso y lujoso, convence a Max para ser socios y así recluta a Dumbo y a sus pequeños entrenadores.

Pero Vandevre, que sólo piensa en sus ganancias económicas y esconde secretos oscuros, no sólo quiere que Dumbo vuele, desea que el acto sea más espectacular, por lo cual le ordena a Colette Marchant (Eva Green), una famosa acróbata aérea, que monte a Dumbo y vuele con él.

El filme tiene un diseño de producción deslumbrante, grandes escenarios, secuencias espectaculares; las cuales a pesar de su buena manufactura producen un efecto negativo en la película, ya que opacan lo esencial de la cinta: ver a un elefante volar.

Por otra parte la construcción de los personajes parece vaga, simple, sin ninguna complejidad, no logran una identificación con el espectador. Aunque, es agradable ver de nuevo juntos a Keaton y DeVito bajo la dirección de Burton.

El Dumbo de Tim Burton, una película con un mensaje optimista y correctamente político, es una cinta entretenida, logra por partes hacer un homenaje a la original, pero no llega a conmover o a retratar la magia de un elefante volador.

 

 

*Periodista y realizador. Director y Editor en CinEspacio24 Noticias. Colaborador en Cio Noticias y Oculus Todo el Cine.


  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *