“Dos monjes”, cinta expresionista mexicana – CinEspacio24

“Dos monjes”, cinta expresionista mexicana

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Dos monjes es un clásico del cine mexicano, una obra indispensable para entender  nuestra historia fílmica; dirigida por Juan Bustillo Oro, en 1934, en su estética se nota una importante influencia del expresionismo alemán.

Por Mahonri Alarcon*

@alarconMA07 

Dentro de la historia del cine nacional, pocas personas han sido capaces de escribir su nombre con letras de oro, este es el caso de Juan Bustillo Oro (1904-1989) director, guionista y productor en la época en que la industria en nuestro país estaba apenas en pañales, y de la mano de Bustillo Oro y otros importantes cineastas lograra gatear, caminar y hasta correr.

En el año 1927,  Bustillo Oro se iniciaría como director de la película silente Yo soy tu padre. En  1934  tendría la oportunidad de dirigir su primera película sonora, Dos monjes, y con ella realizar lo que el mismo director llamaría un “experimento” en términos de narrativa, montaje, iluminación y maquillaje.

La estética de la cinta revela a todas luces una importante influencia del expresionismo alemán, con su escenografía geométrica, luces y sombras tan marcadas que casi son otro personaje en la historia, maquillaje y gesticulación un tanto exageradas para resaltar las expresiones de los actores y música muy acorde con la atmósfera gótica y sombría de la producción.

Muchas personas se quejan de lo acartonado de las actuaciones y los diálogos planos, sin mucha variedad en la entonación; pero tomando en cuenta la trayectoria en teatro del director, la influencia de cineastas germanos y la novedad de incorporar voces en las películas, podríamos deducir que la intención es provocar un choque de sentimientos en el público.

La historia se presta para tomar partido por uno u otro de los protagonistas y la tensión causada por la música tan acertada de Max Urbán, Manuel M. Ponce y Raúl Lavista, nos lleva de la mano a descubrir los motivos de Javier (Carlos Villatoro) y Juan (Victor Urruchúa) para tomar los hábitos y entregarse a la vida monástica.

La historia, sin revelar mucho sobre la trama, nos contará el reencuentro de dos viejos amigos que amaron a la misma mujer, las acciones de uno llevaron al distanciamiento de ambos y curiosamente con el tiempo, coinciden nuevamente en un monasterio, habiendo dejado atrás el pasado y creyendo ambos estar cumpliendo con sus expectativas de vida.

La enfermedad desconocida de fray Javier hara creer a sus compañeros que está  poseído por un demonio y el recién llegado fray Servando, antes conocido como Juan, tendría por encargo del abad pasar un tiempo con el convaleciente; este encuentro reavivará viejas heridas y cada uno contará su perspectiva del hecho al abad, en un intento por expiar sus culpas y acciones.

Los temas que aborda la cinta son diversos y sombríos, se trata la enfermedad tanto física como del alma, la amistad, la lealtad, el amor, la gratitud e incluso la locura, la obsesión y la culpa; temas que en la época se manifestaban en el día a día, justo antes del periodo conocido como “la añoranza porfiriana”.

En esta primera producción sonora de Bustillo Oro se aprecia un salto en el lenguaje cinematográfico con respecto a su primer trabajo, los planos cerrados y movimientos de cámara ayudan al espectador a sumergirse en la historia y nos permiten casi palpar los sentimientos que experimentan los intérpretes principales.

Los espacios que se nos presentan en el monasterio y en la casa de Javier, son tan claustrofóbicos como acogedores, no podemos dejar de percibir una atmósfera inquietante y presta para la locura y la enfermedad pero al mismo tiempo sentimos cierta seguridad entre trazos tan rectos.

Al momento de estrenar en cines, la taquilla no haría justicia a la cinta de Bustillo Oro, el tiempo se encargó de otorgarle un status de película clásica y pieza indispensable dentro de la historia del cine mexicano, por atreverse a incorporar influencias de la corriente alemana expresionista y la estética de Sergei Eisenstein.

*Filósofo, analista cinematográfico, colaborador en CinEspacio24 Noticias


  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Sé el primero en comentar en «“Dos monjes”, cinta expresionista mexicana»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*