“Distancias Cortas”, buena y conmovedora película mexicana – CinEspacio24

“Distancias Cortas”, buena y conmovedora película mexicana

Distancias Cortas, ópera prima de Alejandro Guzmán, es la historia de un personaje que vive con obesidad mórbida, quien parece encerrado en su rutina; el arte y la amistad lo ayudarán a probar cosas nuevas.

 

Por Arturo Brum Zarco*

@arturobrum

En este espacio lo he escrito varias veces, y no dejaré de hacerlo: hay buen cine mexicano, el problema es la distribución. Y no habló de las comedias románticas o las cintas sobre estereotipos vulgares y simplistas; sino de obras que proponen, ingeniosas, íntimas y que, además de entretener, invitan a la reflexión. Al respecto, este fin de semana se estrena una agradable cinta mexicana, Distancias Cortas, ópera prima del director Alejandro Guzmán Álvarez.

Afortunadamente, esta cinta (que tuvo una gran recepción en festivales internacionales) llega a la Cineteca y al circuito alternativo de cine de la Cuidad de México y en varias partes de provincia; desafortunadamente, no estará en los cines más comerciales. La distribución del cine mexicano es un problema que cada vez llega a niveles más vergonzosos.

Pero la cinta esta ahí, a pesar del infierno que es para los cineastas mexicanos la distribución de sus películas. Esta es una buena oportunidad para ir a la Cineteca o algún cine alternativo y ver una obra sobre la soledad, la amistad y cómo encontrar pequeños detalles que nos hagan salir de nuestra zona de confort.

Distancias Cortas nos narra la vida de Fede (Luca Ortega), un hombre con obesidad mórbida, pesa unos 200 kilos, vive sólo en un casa en condiciones deplorables (parece que en cualquier momento se caerá), trabaja en su hogar haciendo pulseras, le cuesta trabajo caminar o realizar cualquier acto básico como bañarse.

Los fines de semana lo van a visitar su hermana Rosaura (Martha Claudia Moreno), una mujer con carácter fuerte que no acepta la condición de su hermano, junto con su marido Ramón (Mauricio Isaac), alguien que vive bajo las órdenes estrictas de su esposa.

En una de las visitas, la pareja lleva una cámara con las fotografías que sacaron en su último viaje; esto provoca en Fede la curiosidad por buscar una cámara antigua que tenía, al encontrarla, descubre un rollo sin revelar y después de diez años sin salir de su hogar se atreve a ir a un centro de revelado.

Ahí conoce a Paulo (Joel Isaac Figueroa), un joven solitario, amante de los cómics, que trabaja en la tienda fotográfica de su padre. Paulo le ayudará a revelar las fotos y le venderá una cámara fotográfica, sencilla pero funcional.

Fede, al ver las fotos recordara su pasado y encontrará una nueva pasión: tomar fotografías, pero no cosas simples, él quiere realizar obras artísticas. De esa forma, su vida cambia, la rutina se acaba, aunado a una fuerte amistad que hace con Paulo y su cuñado Ramón; tres personajes que parecerían diferentes pero son incomprendidos y solitarios.

La amistad y el arte fotográfico provocarán un cambio en Fede, así, Distancias Cortas no es una película que se centre en el problema de la obesidad (algo de lo que sufren muchos mexicanos, lo toma como contexto y sí menciona los daños de esto), tampoco es una cinta con un mensaje positivo simplista, es una obra compleja que aborda nuestros propios encierros.

Habla de nuestros miedos, de la rutina, de no encontrar un sentido a la vida, de encerrarnos en nuestras propias cárceles donde el rencor, la melancolía, la pena son nuestros vigilantes.

De una forma sincera, la cinta nos muestra una posible solución para salir: el arte, la amistad, hacer planes, reír, llorar, salir de la zona de confort.

Con una fotografía con tonos melancólicos y con grandes actuaciones, aborda el personaje de una persona con problemas de obesidad sin estereotiparla, sin burlarse de ella, al contrario utiliza un lenguaje cinematográfico íntimo, una cámara detallista, un humor negro atrevido y unos diálogos reales y con mensajes conmovedores. Aquí no hay buenos ni villanos, es la vida y la forma de cómo enfrentarla.

Producida por el Centro de Capacitación Cinematográfico (CCC) y escrita por Itzel Lara, es una gran carta de presentación de Alejandro Guzmán, un cuento moderno sobre una persona que buscará una  salida a su propia prisión.

 

*Periodista y realizador. Director y Editor en CinEspacio24 Noticias. Colaborador en Cio Noticias y Oculus Todo el Cine.

 

Comparte el amor por el cine

Be the first to comment on "“Distancias Cortas”, buena y conmovedora película mexicana"

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*