Info sobre cine

Crítica “La estafa de los Logan”

Crítica “La estafa de los Logan”

La estafa de los Logan (Logan Lucky, Estados Unidos, 2017) es la nueva película del cineasta estadounidense Steven Soderbergh, uno de los mejores directores en activo.

 

Isaac Piña Galindo*

Después de un breve retiro de cuatro años, Soderbergh regresa a la marquesina con una graciosa película de atraco y ladrones, un tema tan visitado que casi se vuelve un género en sí mismo. La trama gira alrededor de los hermanos Logan, un par de pueblerinos arquetípicos que un buen día deciden robarle a la Nascar.

Logan Lucky es en esencia Ocean’s Eleven, ahora en una versión con personajes que representan a individuos rústicos y casi derrotados, pero en los que cabe la gracia de un George Clooney o la afabilidad de un Matt Damon. En pocas palabras, son unos tipos también avezados y audaces, que usan monos de albañil en lugar de trajes caros.

Soderbergh ejecuta una variación atrevida que a su vez es un retrato casi idiosincrásico del Estados Unidos rural, pues usa elementos como la música country, el campo y la misma Nascar (las carreras de autos) para crear un universo propio para los protagonistas, cuyas motivaciones y pasiones no se comprenderían sino fuera por dicho origen.

Inclusive personajes más llanos como Joe Bang y su parentela poseen rasgos tan genuinos que provocan una empatía natural. El mundo campirano y sus habitantes capturan al espectador mucho tiempo antes de que el verdadero robo comience.

Carolina del Norte es una caja de Petri cinematográfica que sirve como espejo para una gran parte de los Estados Unidos. Es decir, resulta atractiva, dinámica y conflictiva pero mirada desde un ángulo cómico y casi escapista que nos hace disfrutar aún más el espectáculo.

Soderbergh nos vuelve a “robar”, pero el hurto resultante es de lo más agradable que se puede encontrar hoy en día. El director disfruta estudiando a su personajes en cada plano, desdobla meticulosamente algunos diálogos para que el drama progrese con comedia, y al final el atraco se convierte en una anécdota dinámica que le da sabor a una película ya de por sí rica en realización.

Logan Lucky sorprende por su brío narrativo, aun cuando lo consiga en un terreno familiar y muy socorrido. El escritor, director y productor Steven Soderbergh nos presenta una cinta independiente que significa una bocanada de aire fresco, porque más allá de su ímpetu el relato se sostiene con firmeza gracias un diálogo brillante, un trabajo actoral de gran calidad y una puesta en escena elaborada con maestría.

 

 

*Cineasta y Colaborador en CinEspacio24

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *