•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Adaptada de la exitosa obra musical, llega la cinta Cats, dirigida por Tom Hooper y con un elenco de lujo: Judi Dench, Ian Mckellen y Jennifer Hudson. Lástima del exceso de CGI.

Por Arturo Brum Zarco*

@arturobrum

Qué falta le hizo a la película Cats un detallado trabajo de maquillaje de caracterización y menos efectos e imágenes generadas por computadora (CGI); quizá si el director y los productores se hubieran arriesgado a un trabajo más artesanal, tendríamos como resultado un musical de gran calidad.

El filme Cats, dirigida por Tom Hooper (El discurso del Rey, Los Miserables, La Chica Danesa), es una adaptación de la multipremiada obra musical Cats, que se presentó en 1981, está basada en El libro de los gatos habilidosos del viejo Possum, del escritor T.S. Elliot y creada por Andrew Lloyd Webber. Dicha obra ha estado presente en Broadway y en casi todo el mundo con un éxito apabullante.

Por eso era un poco lógico pensar que su adaptación al cine tendría como resultado un musical entretenido, novedoso e ingenioso, ya que cuenta con un director de renombre y un elenco que envidiaría cualquier producción: Judi Dench, Ian McKellen, Idris Elba, Jennifer Hudson, Taylor Swift, James Corden y Rebel Wilson.

Así que la fórmula no podía fallar, no obstante, el mal trabajo en el CGI produjo unos gatos antropomorfos que causan incomodidad, molestia, son desagradables a la vista, sus movimientos son extraños como si no tuvieran huesos, y si a eso le agregamos que los escenarios producen que los gatos parezcan duendes girando por todos lados, perdieron la oportunidad de entregar al espectador (y a los amantes de la obra musical) un filme inolvidable.

Insisto las herramientas las tenían: una potente voz de Jennifer Hudson cantando Memory  la icónica  canción del musical, o Taylor Swift con su dulce voz; o los rangos actorales que pueden dar Ian McKellen o Judi Dench. Incluso en la parte cómica contar con el conductor y comediante James Corden fue refrescante y divertido, por su parte la comedia de Rebel Wilson está desgastada por repetitiva.

Es decir, el filme lo tenía todo, incluso su narrativa, la cual  no es confusa, mantiene la esencia de la obra musical, pero crea sus propios conceptos, sus coreografías son llamativas y el argumento es atractivo.

En la cinta Cats no podemos quejarnos por el canto, tampoco por el baile o por el guion,  pero todo esto se hecho a perder por unos gatos que podrían ser la peor pesadilla de cualquier persona que no le gusten estos animales.

Al parecer, antes de su estreno los productores  mejorarían  el CGI (por las críticas que han recibido al respecto), sinceramente no le veo forma de cómo arreglar algo así. Lástima por la oportunidad que dejaron ir, porque talento tenían de sobra y ese talento es el  que salva un poco a la película de un desastre total.

*Periodista y realizador. Director de Comunicación en CinEspacio24. Colaborador en Cio Noticias y Oculus Todo el Cine.


  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
Arturo Brum Zarco

About Arturo Brum Zarco

Leave a Reply