Info sobre cine

Castlevania en Netflix: no le pidas peras profundas al olmo chiquito

Castlevania en Netflix: no le pidas peras profundas al olmo chiquito

Lo más importante de Castlevania es la sensación de acabar con Drácula con tus propias manos, en medio de un mundo sombrío donde eres la última esperanza antes que la Humanidad sea devorada sin piedad por seres guiados por el odio más puro.

Es una historia que no se agota por estas características (tiene más de 40 juegos en toda la historia de la saga). Netflix estrenó la primera temporada de la serie, que tiene estos elementos tan específicos para engancharte: un antihéroe que encuentra en un reducto de bondad humana la razón para evitar que el mundo sea devorado por la furia de Drácula; una bella coprotogonista que servirá de guía moral (hay que hacer el bien porque es lo correcto), y un enemigo cegado poderosísimo por la pérdida del verdadero amor.

Sin embargo, la profundidad de los personajes es escasa, y aunque no tiene relleno, la historia no termina de emocionar por completo (¿será porque no es lo mismo ver la serie que jugar Castlevania III en NES? Este es el videojuego en el que está inspirada, no basada, la historia), salvo en algunos diálogos que resumen las motivaciones de los personajes, que piensan que el mundo está contaminado por la falta de acción de la gente buena.

Es una serie que podrás disfrutar sin duda, aunque no seas fan de los videojuegos, aunque si tuviste la oportunidad de jugarlos probablemente te quede la sensación de una historia chata; pero romperé una lanza a su favor: son cinco capítulos, no se puede llegar tan profundo con una historia tan inmensa en tan poco tiempo. Netflix anunció que habrá segunda temporada, esperemos que tomen en cuenta las críticas que vendrán sobre la historia, y que con eso la hagan más larga, y más profunda.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *