Info sobre cine

“Cartas de Van Gogh”, cine y pintura como uno solo

"Cartas de Van Gogh", cine y pintura como uno solo

Como una pintura que se mueve, la película Cartas de van Gogh (Loving Vincent) está totalmente hecha a mano. El misterio que envuelve a la muerte del pintor Vincent Van Gogh se desarrolla en esta cinta pintada en cada escena al óleo.

 

Por Carlos Ramírez García*

@carloshrgarcia 

El director japonés Akira Kurosawa expresó una vez que el cine es la comunión de distintas artes. “Considero el cine como una concentración de artes. El cine es un trabajo complejo que reúne elementos de la pintura y la literatura. Muchas artes se convierten en una sola”, dijo Kurosawa. En Cartas de van Gogh esto es evidente.

Y es que desde el primer segundo en Cartas de van Gogh entraremos en una experiencia peculiar y ajena a lo que estamos acostumbrados. ¿El cine en la pintura o la pintura en el cine? Ambas artes convergen en esta obra de Dorota Kobiela y Hugh Welchman (ganador del Oscar al mejor cortometraje animado por Pedro y el lobo), quienes pintaron a mano y al óleo 65 000 fotogramas con ayuda de más de 600 artistas, entre ellos Mayra Hernández, pintora mexicana.

“Es hermoso saber que la historia de van Gogh puede moverlos y emocionarlos. Esperamos que este tipo de películas pueda acercarlos más a él, al arte, y a otro tipo de animación alternativa e independiente“, comenta Mayra Hernández respecto al filme.

En Cartas de van Gogh primero se grabaron las escenas con actores reales y más tarde se recrearon las escenas a base de pintura.

No obstante, la debilidad de la película radica en su guion. El misterio sobre si el pintor posimpresionista se suicidó o fue asesinado es la trama de la película. Por lo que los directores nos sitúan en los “ojos” de Armand Roulin, un joven que debe entregar una carta del pintor a su hermano Theo van Gogh. Sin embargo, una trama sencilla e interesante se convierte en una enredadera que lleva a confundir al espectador por momentos.

Excelente en la forma pero regular en el fondo, Cartas de Van Gogh tiene su fortaleza en la técnica, lo que no sólo nos lleva a mirar una historia sino cuantiosas pinceladas y enfoques influidos por las pinturas de van Gogh.

Una vez el director Jean-Luc Godard dijo que: “El cine, como la pintura o la literatura, da y toma cosas de la vida”. Cartas de Van Gogh toma la vida del pintor y aporta al cine la comunión entre estas dos artes que tienen en común el placer de ver.

 

*Periodista, comunicador. Colaborador de CinEspacio24

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *