Info sobre cine

“Camino a Marte”, una reflexión sobre la vida y muerte

“Camino a Marte”, una reflexión sobre la vida y muerte

Emilia y Violeta, la primera con una enfermedad terminal, deciden emprender un viaja hacia la playa, en el camino se encontrarán con Mark, quien asegura ser de otro planeta. Camino a Marte es una entretenida película para reflexionar sobre la vida.

Por Arturo Brum Zarco*

@arturobrum

Primero hay que aclarar que Camino a Marte no es una comedia romántica más (y eso se agradece mucho); es una cinta que aborda temas sobre ¿qué nos hace ser humanos?, la aceptación de la muerte y el amor por la vida; y aunque no los aborda de manera profunda sino un tanto banal, es una propuesta entretenida e interesante.

Emilia (Tessa Ia), es una joven que está en un hospital, no sabemos que tiene, pero no le queda mucho tiempo de vida. Junto con su mejor amiga Violeta (Camila Sodi), escapan del lugar para iniciar un viaje hacia la Playa Balandra, en Baja California Sur; sin embargo, un huracán, llamado Mark se acerca hacía dicha playa.

Mientras recorren las carreteras del norte del país, se encuentran con un hombre extraño y deciden llevarlo con ellas; él dice ser un extraterrestre y que viene a destruir el planeta. Tiene un nombre impronunciable, por lo que las dos chicas deciden ponerle Mark (Luis Gerardo Méndez), como el huracán.

De esa forma, tanto Emilia como Violeta, reflexionarán sobre su vida, sus decisiones y sus amores, en el contexto de estar con alguien que las hace cuestionarse todo; por ejemplo, para qué sirve el sexo.

La cinta Camino a Marte, dirigida por Humberto Hinojosa Ozcariz, es una propuesta sí refrescante pero poco profunda, ya que quiere tocar temas filosóficos y sólo se queda en la anécdota; no obstante, es un road movie divertida, con buenas actuaciones y con unos escenarios preciosos.

El objetivo de la cinta es cuestionarnos qué nos hace humanos, en ese sentido morir es parte de nuestra naturaleza y Mark, así como el huracán, viene a recordarles a esas dos chicas que la vida es más que un cuarto en el hospital; es viajar,  bailar, reír, pelear y llorar.

Con guiños hacia la ciencia ficción Camino a Marte nos muestra que se puede hacer una buena película comercial mexicana sin que tenga que ser una comedia romántica.

El director logró que los tres personajes principales brillaran en pantalla, sobre todo, reflejando esa complicidad que se necesita cuando viajas con alguien.

No será una de las mejores películas del cine mexicano pero el intento de hacer algo novedoso se agradece y se disfruta.

 

*Periodista y realizador. Director de Comunicación y Editor en CinEspacio24. Colaborador en Cio Noticias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *