“Call me by your name”, el amor libre de prejuicios – CinEspacio24

“Call me by your name”, el amor libre de prejuicios

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

En su poema Tu nombre, Jaime Sabines decía: “Trato de escribir en la oscuridad tu nombre”. El italiano Luca Guadagnino, a modo de poesía, dirige Call me by your name tratando de escribir en la oscuridad de la discriminación y los prejuicios el nombre del amor.

Por Carlos Ramírez García*

@carloshrgarcia

Con Call me by your name finaliza la trilogía poética “Deseo” de Guadagnino, conformada por Io sono l´amore (2009) y Cegados por el sol (2015), películas independientes a Call me by your name, pero con el amor y el corazón como eje de los filmes.

En Call me by your name, basada en la novela homónima de André Aciman, se narra el romance entre Elio (Timotheé Chamalet) y Oliver (Armie Hammer). Elio es el joven hijo de un matrimonio amoroso (Michael Stuhlbarg y Amira Casar), su padre es arqueólogo, y por unas vacaciones y una investigación de campo residen en Italia. Oliver es un estudiante de posgrado que llega a vivir con la familia de Elio, en el verano de 1983, ya que es practicante del padre de Elio.

Elio y Oliver  se convierten en grandes amigos. Pese a tener a su novia, Marzia (Esther Garrel), Elio encuentra en Oliver una personalidad única y un conocimiento que lo abruma, aunque sea más grande que él.

El ocultamiento y la negación de los sentimientos de Elio es el hilo conductual de la primera parte de la película. Es negación que desemboca en sufrimiento, es dolor en la ausencia de su enamorado, es el descubrimiento que lo aterroriza.

Aunque Elio se resiste con comportamientos muy marcados, como presumir que tuvo relaciones sexuales con su novia o burlarse de una pareja de homosexuales, descubre que Oliver tiene los mismos sentimientos hacia él.

“El oculto interno constituye la forma de ser de las personas, no sólo en la relación propia sino también hacia otros seres”, lee Oliver para Elio de una manera discreta.

En este sentido es que Elio se percata que, como en un cuento de caballeros y princesas, tiene que hablar o morir, confesar sus sentimientos o callarlos para siempre. La elección de Elio demuestra su carácter libre, mismo que enseña en su forma de tocar el piano. La relación entre Elio y Oliver, entonces, se desata y se libera de los prejuicios y de la oscuridad que los rodea.

No obstante, la historia de Call me by your name termina por ser una historia rosa y cursi de un amor juvenil. Un primer amor libre, pero que al final es casi perfecto algo que, por varios momentos, se sale de la realidad. Las pocas imperfecciones de los personajes restan credibilidad; sin embargo, realzan la poética de un amor que brilla en medio de la oscuridad.

“Hacerte el duro para no sentir nada es un desperdicio” es uno de los consejos que el padre de Elio le da a su hijo, al recordarle que el primer amor lo es todo y raramente puede ser hallado. La importancia del primer amor es lo primordial en la cinta de Luca Guadagnino, que busca ser luz en medio de la oscuridad de los prejuicios y la discriminación.


 

*Periodista. Reportero y Colaborador en CinEspacio24.


  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Sé el primero en comentar en «“Call me by your name”, el amor libre de prejuicios»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*