“Bruma”, y la necesidad de viajar

Comparte el amor por el cine
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

“Hay veces que para encontrarte primero debes perderte”, dicen los posters promocionales de la película mexicana Bruma. Y es que cuántas veces queremos dejar todo atrás y simplemente huir sin dejar rastro alguno.

Por Martín L. González*

Martina (Sofía Espinosa) es una joven mexicana que se siente harta de su vida cotidiana. Tras enterarse de que está embarazada decide viajar de improviso a Berlín con el pretexto de buscar al padre que nunca conoció. Pero este viaje lo tomará como un camino para buscar su propia identidad.

Bruma es una película que logra sentirse natural, quizá en gran medida porque se basa en la técnica de improvisación, pero sobre todo, porque es la historia que muchos quieren vivir: irse lo más lejos posible y desconectarnos aunque sea por un momento de nuestros problemas justo cuando más nos agobian.

El director Max Zunino logra crear un filme con un gran mensaje detrás. Nos encontramos ante un largometraje que es como una montaña rusa de emociones, puedes estar riendo a carcajadas y cinco minutos después tornarte reflexivo pensando tú que habrías hecho en dicha situación.

A pesar del mensaje incluyente que tiene, es curioso como logran introducirlo de manera correcta y en ningún momento le dan la estafeta principal para ponerse una etiqueta “políticamente correcta”, y sin temor, logran hacer pequeñas bromas que fuera del contexto de la película podrían ofender a más de uno.

Mientras que los recursos narrativos que utilizan encajan, siendo el sonido su mayor arma para entrar en la cabeza de los espectadores y anclarse ahí. Todos los cambios repentinos que se viven no se notan agresivos porque el director va preparándonos poco a poco con la edición del mismo. Nos endulza el oído lentamente para después hacer que nos sintamos incómodos con relación a lo que está pasando en pantalla.

La película es arriesgada y funciona bien. Logra sortear todos los problemas que se le presentan y salir triunfante ante ellos, obteniendo la aprobación del público general, una clara muestra de ello es que actualmente se encuentra en su novena semana en cartelera en salas de la Cineteca Nacional.

Bruma puede pasar como una película ligera, y a su vez ser analizada a fondo gracias a lo versátil que es.

El cine puede ser una de las maneras de expresión más sinceras del mundo, y cuando se tiene un mensaje que dar, uno realmente establecido, es fácil involucrar a los demás en él. Porque al final no importa lo que pase, lo realmente importante es ser uno mismo.

 

*Colaborador en CinEspacio24 Noticias.


Comparte el amor por el cine
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Sé el primero en comentar en «“Bruma”, y la necesidad de viajar»

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*