“Booksmart”, la adolescencia y su necesario desmadre – CinEspacio24

“Booksmart”, la adolescencia y su necesario desmadre

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Booksmart, la ópera prima de la actriz Olivia Wilde, es una divertida cinta que narra  la historia de Amy y Molly, dos adolescentes que sólo se dedicaron a tener buenas calificaciones; sin embargo, descubren que dejaron pasar fiestas y experiencias inigualables.

Por Arturo Brum Zarco*

@arturobrum

Después de ver el título en español La noche de las nerds y el cartel publicitario de la cinta Booksmart, dirigida por la actriz Olivia Wilde, vaticinaba una teen movie con exagerados estereotipos, humor negro sin sentido y una historia plana; pero estaba equivocado, el filme es todo lo contrario.

Booksmart  es una atractiva “carta” de presentación de Olivia, una agradable y fresca historia sobre dos chicas adolescentes, que en su paso por la preparatoria se encerraron en su mundo de buena conducta y mejores calificaciones, con la idea de que así su futuro y éxito profesional era una garantía.

Ese mundo hermético donde viven las dos protagonistas, quienes son grandes amigas, está alejado de las fiestas, de las relaciones de parejas, de las travesuras, del desmadre; sacar un diez y conocer la vida y obra de toda mujer feminista es su religión, cosa que es loable, pero todo exceso puede quitarte otras formas de experimentar la vida. 

La cinta deja claro que estudiar y tener referentes políticos y sociales es necesario y divertido, pero además muestra que  la adolescencia es la mejor oportunidad de realizar locuras, conocer gente, echarse a la aventura y lo saludable que es tener una o varias noches de fiesta. La juventud también es rebeldía.

A ese punto medio entre los estudios y un desenfrenado comportamiento es a donde nos quiere llevar la cinta. Su argumento aboga por esa bella etapa de la vida donde el descubrimiento de la sexualidad y la amistad sincera es incomparable.

Amy (Kaitlyn Dever) y Molly (Beanie Feldstein) fueron aceptadas en prestigiosas universidades, presumen sus calificaciones y se llevan mejor con sus profesores que con sus compañeros de escuela. Sin embargo, un día antes de su graduación descubren que aquellos que disfrutan de hacer “tonterías”, de bailar y de no sólo estudiar, también asistirán a importantes escuelas.

Molly, quien es presidente escolar, siente que su esfuerzo no tuvo sentido; por su parte Amy, una joven lesbiana,  no se dio la oportunidad de platicar con la chica que le gusta. Por lo que deciden ir a la última fiesta que hará su generación.

Con cinismo, divertido humor negro, quizá algunas escenas exageradas (al fin es una comedia), Olivia Wilde nos cuenta una historia de adolescentes atrevida, con una  cierta desfachatez con la que logra mostrar su calidad como directora. Una visión contemporánea, que se apega a la ideología actual de los jóvenes y que retrata una generación ávida por conocimiento y fiestas.

Las dos jóvenes protagonistas tienen una simpatía nata y agradable como la que tuvieron los actores Jonah Hill y Michael Cera en la película Superbad (2007), la cual abordaba las mismas temáticas del filme de Olivia. Así, Kaitlyn Dever y Beania Feldstein crean un duo agradable que bien se puede convertir en un referente de las películas de adolescentes.

 Booksmart es un filme incluyente, diverso, con chiste inteligentes, un ritmo agradable y con una reflexión que quizá a los más puritanos padres no les guste: disfrutar la adolescencia es conocerse, estudiar y echar un ridículo y libre desmadre.

 

*Periodista y realizador. Director de Comunicación en CinEspacio24. Colaborador en Cio Noticias.


  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Sé el primero en comentar en «“Booksmart”, la adolescencia y su necesario desmadre»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*