“Bellas de Noche”, gran documental sobre las vedettes olvidadas – CinEspacio24

“Bellas de Noche”, gran documental sobre las vedettes olvidadas

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

El documental Bellas de Noche,  sobre las vedettes de los años 70 y 80, es un largometraje que no es condescendiente, amarillista o sensacionalista, que no explota de manera vulgar a sus personajes. Al contrario, las revalora, las humaniza, las define.

bellas-de-noche4

Por Arturo Brum Zarco

En los años 70 y 80, cinco mujeres llenaban los centros nocturnos, aparecían en películas y programas de televisión; sus nombres estaban en las marquesinas. Ellas bailaban y cantaban (sensualmente), y lo hacían con trajes diminutos y extravagantes que exaltaban sus atributos físicos. Grandes vedettes que dominaron la industria: Lyn May, Wanda Seux, Olga Breeskin, Rossy Mendoza y la Princesa Yamal.

Por aquel tiempo, su popularidad crecía, sus nombres eran conocidos, su trabajo valorado, llegaron a ser famosas en lo que hacían, eran unas “estrellas”; por eso la bajada fue dura: ya no tener empleo o no ser reconocidas las convirtió en un recuerdo de lo que fueron. 

A ese mundo nos lleva el documental Bellas de Noche de la directora María José Cuevas, para conocer a estas cinco artistas olvidadas. Es un largometraje que no es condescendiente, amarillista o sensacionalista, que no explota de manera vulgar a sus personajes. Al contrario, las revalora, las humaniza, las define. Nos muestra el antes y después, la fama y el éxito contra el olvido.

En la primera parte del filme la directora, con gran acierto, define lo qué es una vedette y lo hace con las voces de sus protagonistas: para ellas, es ser una artista que baila y canta de manera sensual, con ritmo y sabor, además al escenario – de un centro nocturno o frente a una cámara-   lo hace suyo.

Vemos como cada una recuerda su época de apogeo, hablan de la sensualidad de su trabajo, de sus desnudos, que ellas consideran artísticos. De esa forma, la cinta jamás las acusa, las deja ser, hablar y mostrarse, de nuevo gran acierto de su directora. Ellas se definen y eso permite al espectador que las comprenda y entienda, o quizá juzgue.

Es una cinta coral, y cada historia y desenlace es diferente. Pero hay un punto común en cada una: el anhelo del pasado, la melancolía de haber sido joven, el dolor de no estar más en un escenario; sin embargo, esto lo vemos sin dramatizaciones baratas. La segunda parte de la cinta nos enseña su vida actualmente, qué ha pasado después de más de treinta años, cuando la industria ha cambiado y ellas están casi en el olvido.

Un buen documental es aquel donde el director investiga a sus personajes y los llega a conocer tan bien que se nota en las escenas. En la pantalla las cinco se ven cómodas con la cámara de María José, y esto hace que ellas sean más abiertas, naturales y sensibles y, por lo tanto, sus palabras más creíbles.

Así, nos metemos a su vida actual: ya no son famosas, ya no las buscan grandes productores, se aferran a su belleza y sin hablar de cirugías plásticas sabemos que las cinco se las realizan. En esta parte de la cinta, donde nos muestra la decadencia de cada una -algunas viven en condiciones deplorables; otras un poco mejor- la directora lo trata con sutileza, de nuevo dejando que ellas se quejen, lloren o sonrían.

Es decir, Bellas de noches es una documental bien hecho: sin exageraciones, sin victimizarlas ni acusarlas, nos muestra lo que fueron, lo que son ahora y lo que piensan ser.

El tema de la fama y el olvido, la dura batalla de no envejecer, los recuerdos del pasado, las vedettes, los desnudos, son temas que aborda este grande filme, que ya ha ganado varios premios, entre ellos Mejor Documental en el Festival de Cine de Morelia. Ya está en cartelera, y es necesario (así de contundente lo escribo) que lo veas, quizá te identifiques, ya que el paso del tiempo es algo que ni el mejor baile puede detener. 

bellas-de


  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Sé el primero en comentar en «“Bellas de Noche”, gran documental sobre las vedettes olvidadas»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*