Info sobre cine

“Atómica”, la antihéroe y la Guerra Fría

"Atómica", la antihéroe y la Guerra Fría

“Todo lo que quieres, está del otro lado del miedo”, dice en luces de neón el letrero de la discoteca en Berlín, donde la agente Lorraine Broughton (Charlize Theron), planea, desconfía y trata de recuperar una lista, con los nombres de los espías encubiertos más importantes y occidentales de la guerra fría hasta noviembre de 1989, pocos días antes de la caída del muro de Berlín.

Por Marlen Xochiquetzal Huerta Medel *

En Atómica o también nombrada La rubia atómica (Por su traducción literal del inglés), el personaje de Charlize Theron (obviamente) es una mujer suficientemente fuerte, que guarda en su frío cuerpo un corazón enamorado y enardecido por la justicia. Como toda antiheroina estadounidense de los últimos 30 años, recordemos que el antihéroe encontrará en el vicio la manera de llegar a la virtud, y en esta cinta la fórmula no falla: Loarraine se enfrentará a las trampas de los gobiernos mañosos con su figura estilizada, un increíble montaje donde predominan los acercamientos de cámara y un diseño de arte pulcro en cada golpe que le da a sus enemigos. Acompañada además, de las mejores rolas (jeje así se les decía a las canciones en esas épocas) de las últimas décadas del siglo pasado.

Lo que más se le ha criticado a esta película, es la confusión en los motivos de sus personajes para llevar a cabo las decisiones violentas que aparecen en pantalla y que a lo largo de la historia confunden a más de un espectador. Para intentar aclararlo hay decir que Atómica está basada en una novela gráfica en blanco y negro escrita por Sam Hart y Antony Johnston, titulada The Coldest City, (La ciudad más fría), esto es importante porque en la película, la ciudad de Berlín hasta ese entonces dividida entre este y oeste, es un detonante crucial durante toda la cinta.

Por otro lado, en la historia del siglo XX siempre se nombraron “frías” las tácticas de una guerra nunca declarada por casi treinta años entre Occidente y la unión soviética, para que los gobiernos y sus enigmáticos espías mantuvieran “el orden” (entiéndase se repartieran el mundo) después de la segunda guerra mundial.

Ya sé, ya sé que ustedes esperan una reseña y no una clase de historia, pero para entender lo confuso que resultan los personajes de Atómica por tantos giros de tuerca que tiene la trama, es necesario traer a cuenta sus posturas como espías fanático-patrióticas respaldadas por las instituciones de justicia que los dotaron de armas y principios. Asi, vemos en el filme  gloriosos combates en planos secuencias, donde como es de esperarse hay mucha adrenalina además de mucha credibilidad.

Por cierto, para responder a la pregunta obligada sobre si el filme es un paso en la evolución del género femenino, porque la protagonista siendo mujer es fuerte y valiente, diría que mis esperanzas están puestas en que un día naturalicemos de tal forma la fuerza de la mujer que sea obvio e innecesario señalarlo; mientras, la propuesta está en que no pase mucho tiempo antes de encontrarnos a otra heroína en el cine.

*Maestra y Psicóloga. Analista de Cine. Profesora del taller de Psicología en el Cine en CinEspacio24

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *