Info sobre cine

“Annabelle 2: La creación”, mejor que la primera

"Annabelle 2: La creación", mejor que la primera

La segunda parte de la cinta de terror Annabelle, supera a su predecesora en varios aspectos, es una historia más atractiva, el uso del terror psicológico, escenas más sombrías y aterradoras. No obstante, aún queda a deber, ya que a mitad de la cinta lo que parecía una buena obra de horror termina en los cliches de siempre.

 

Por Arturo Brum Zarco*

@arturobrum

Aplaudo el diseño de la muñeca Anabelle (que sale por primera vez en la cinta El conjuro), ¿no les parece que es un juguete aterrador, con una cara y ojos siniestros?

En ese sentido, utilizar juguetes como recurso para una cinta de terror por lo regular tiene resultados efectivos, ya que un juguete es para el divertimento de los niños, es decir, a algo que por naturaleza es inofensivo y con fines de entretenimiento le pones un ente maligno, sí causa miedo.

Samuel Mullins se dedicaba a crear juguetes de madera, él hace a la muñeca que ya conocemos. Él vive en una casa en el campo con su mujer Esther y su hija Bee. Son una familia religiosa y común corriente. Un día después de regresar de la iglesia ocurre un accidente y la niña fallece.

Después de un tiempo, el matrimonio Mullins decide acoger en su casa a seis huérfanas, entre niñas y adolescentes, y a la monja que las cuida. La casa es grande, el campo es hermoso, parecía que las niñas habían llegado a un paraíso. Sólo hay un regla no entrar al cuarto de la difunta hija de los Mullins.

Janice, una de las niñas, tiene polio y necesita de un bastón para poder caminar. Ella recibe una invitación para entrar al cuarto prohibido, al ingresar encuentra a la muñeca diabólica y comienza el horror.

Annabelle 2: La creación, dirigida por David Sandberg, inicia con buen ritmo, poco a poco nos muestra el terror que van sintiendo las niñas por la casa. De una manera pausada y sin apresurarse la primera parte de la cinta nos va atrayendo a un ambiente escalofriante. Otro recurso, también efectivo, para las cintas de este género es utilizar niños o niñas.

Las escenas de terror si bien no tienen nada novedoso, están bien realizadas, acorde a la narrativa de unas niñas que viven al amparo de un matrimonio que guarda un secreto diabólico.

No obstante, cuando el climax del filme llega, parece que estamos viendo cualquier película de terror de esta saga (El conjuro o la primera de Annabelle), los mismos recurso del susto fácil y el ente maligno que puede controlar todo. Cae en los mismo cliches de siempre y la cinta se vuelve predecible.

A los amantes de este tipo de películas les va encantar porque cumple con los requisitos. Quizá a los que exigen más de las cintas de terror sentirán que Annabelle (a pesar de ser físicamente aterradora) les queda a deber.

 

*Periodista y realizados. Director de Comunicación y Editor de CinEspacio24. Colaborador en Cio Noticias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *