Info sobre cine

Alien: Covenant, una mala copia

Alien: Covenant, una mala copia

De nuevo bajo la dirección de Ridley Scott, Alien: Covenant era una de las películas más esperadas este año, por ser una de las mejores sagas de ciencia ficción y terror,  por tener a una de las criaturas más espeluznantes del cine (Xenomorfo); pero la nueva cinta se queda corta, con una nave Covenant (y su tripulación)  que es una mala copia del Nostromo del primer filme de Alien.

Por Arturo Brum Zarco*

@arturobrum

Tiene buenos efectos, agradables secuencias y actuaciones destacables; sin embargo, en el fondo sólo es una imitación de mal gusto de lo que ya conocemos. La trama es la misma fórmula de casi todas las películas de Alien: la nave Covenant y sus tripulantes tienen como misión llegar a un nuevo planeta para colonizarlo, cuando faltan siete años para llegar a su destino reciben una señal de un lugar desconocido y deciden ir a averiguar de qué trata. La primera vez es una agradable sorpresa; las repeticiones llegan a molestar.

Parece que ahora, que está de moda regresar con las franquicias de antaño, existe el vicio de utilizar la misma fórmula que hizo exitosas a sus predecesoras (el argumento de Star Wars, el despertar de la fuerza y Rogue One, es el mismo de la trilogía original de las Guerras de las Galaxias).

Por otra parte, Alien: Covenant sonaba más que interesante, ya que volvía a la franquicia Ridley Scott (quien dirigió en 1979 la primera cinta de Alien), experto en ciencia ficción, y más aún si consideramos que su película anterior The Martian, protagonizada por Matt Damon, es una gran cinta de dicho género, es decir, bajo el mando de Scott suponíamos que se venía una genialidad. No fue así.

 Tiene momentos aplaudibles y explicaciones coherentes y originales, además de contar con un buen reparto: Michael Fassbender, Katherine Waterston, Billy Crudup, Danny McBride, Demian Bichir; estos detalles hacen que el filme no sea vergonzoso, y es que los Aliens, los terroríficos Xenomorfos no espantan, dan risa; nada que ver con lo que creó H. R. Giger, la mente maestra que diseñó a los aliens. Y ese tal vez sea el mayor pecado de la cinta, la falta de rigor hacia uno de los mejores monstruos en la historia del cine.

Predecible, no es terror, es una historia de ciencia ficción a medias. Esta nueva película de Ridley Scott es una mala copia de la primera película de Alien de Ridley Scott; lo sé, que mal chiste.

 

*Periodista y Realizador. Director de Comunicación CinEspacio24. Colaborador de Cio Noticias. Conductor del Programa Butaca Digital en Radio Trece.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *