Info sobre cine

7:19 Todo se derrumbó

7:19 Todo se derrumbó

Crítica de la cinta 7:19

bichir_pelicula_terremoto

Por Adriana Cabrera Pliego

(Alumna del taller de Crítica Cinematográfica )

La mayoría de los chilangos nacidos antes de 1982 tenemos una anécdota que contar sobre nuestra experiencia con el temblor del 85. Sin duda, es un recuerdo que toca fibras sensibles, con el cual nos identificamos de manera fraternal. Sin embargo, 7:19 no destaca sobre el tema que desarrolla, que ya ha sido tratado en otras películas de ficción y documentales, sino por la manera en la que se acerca al mismo. Esta película nos permite transportarnos a una época y una situación, que si bien es ficción, resulta sumamente cercano a lo que sufrieron miles de personas con este acontecimiento.

Todo inicia de manera muy normal en un edificio de alguna dependencia de gobierno. El portero del edificio, representado por Héctor Bonilla, se acerca de manera rutinaria a la puerta para dejar pasar a los trabajadores que van llegando más temprano de lo acostumbrado. Demián Bichir aparece con un traje y porte, con los cuales denota su papel de alto funcionario. El escenario y el vestuario de los actores nos transporta de inmediato al México de los 80.

7: 19 am. Todo se derrumbó (dentro de mí, dentro de ti). Los dos personajes mencionados quedan atrapados sin poderse mover entre los escombros de un edificio de 7 pisos. En este momento, el relato se concentra en la interacción entre el portero y el “jefazo”, llevados a su condición de mortales, ante circunstancias extremas de supervivencia.

Esta relación se mezcla con las voces teatrales de otros sobrevivientes que no pueden ver, pero se encuentran cerca de los protagonistas. El humor negro característico de nuestra cercana cultura a la muerte, se hace presente en los diálogos. Es así como la situación se vuelve nuestra, el sentimiento de claustrofobia, desesperación y angustia se incrustan en el espectador de manera irremediable.

Jorge Michel Grau, director de esta película, no deja pasar la oportunidad para poner su queja con respecto a la corrupción y abusos de poder. Con este film da un giro importante a su repertorio de películas de terror, para ofrecernos un largometraje mexicano del género catástrofe. Si no se está muy sensible, el resultado logrado merece la oportunidad de ser elegido en las carteleras nacionales.

7_19_la_hora_del_temblor_60496

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *