“Desobediencia”, un diferente Sebastián Lelio

La primera película de habla inglesa, del premiado director chileno Sebastián Lelio, Desobediencia, cuenta una historia de amor entre dos mujeres que crecieron en una comunidad judía conservadora.

Por Arturo Brum Zarco*

@arturobrum

Ronit Krushka (Rachel Weisz) es una exitosa fotógrafa que vive en New York; un día mientras trabaja, recibe la noticia de que su padre ha muerto. Él era el líder de una comunidad judía conservadora en Inglaterra.

Al regresar , después de mucho tiempo al lugar donde creció, Ronit encuentra que su mejor amigo de la infancia, Dovid (Alessandro Nivola) es el sucesor de su padre, y quien fuera su mejor amiga Esti (Rachel McAdams) está casada con Dovid. Asimismo, su padre no le dejó nada y nadie en la comunidad la esperaba. Su forma de pensar y actuar no tiene lugar  en ese sitio.

Una de las razones por las que Ronit abandonó su casa fue porque en la adolescencia tuvo una relación con Esti, algo que por obvias razones un sacerdote ortodoxo jamás iba aceptar.

De esa forma, ese amor vuelve a “nacer” al regreso de Ronit, ya que Esti nunca la olvidó y ha vivido en una comunidad que ama, pero reprimiendo sus deseos y pasiones.

Ese el argumento de la película Desobediencia, habla de la libertad sexual, la lucha contra una religión conservadora, la independencia de una mujer y el derecho al duelo de una hija que perdió a su padre; temas que ya son características, como una huella digital, del director de la cinta, el chileno Sebastián Lelio.

Esta es la primera película de habla inglesa que realiza Lelio, quien demostró una gran calidad como director con las cintas Gloria (2013) y Una mujer Fantástica (2017), donde aborda los temas que ya mencionamos de una forma realista, sincera y, sobre todo, con escenas originales y poéticas.

Desobediencia, no tiene la originalidad que Lelio nos había mostrado, particularmente en las tomas y secuencias metafóricas y potentes de sus trabajos anteriores.

En esta caso la película recae en las actuaciones de las dos protagonistas Rachel Weisz y Rachel McAdams, quienes realizan un trabajo destacable; la primera nos transporta a una mujer que está incomoda al no ser bien aceptada por la comunidad que amaba a su padre; la segunda, una mujer casada que vive y ama su religión, pero esconde sus preferencias sexuales. Gran trabajo de ambas.

Esas escenas inolvidables y metafóricas que nos mostró Lelio en Una mujer Fantástica, no existen en Desobediencia, la cual si bien es una buena película, se queda por debajo de los estándares que nos había mostrado el director

Desobediencia invita a un simbolismo básico, el negro (la religión judío) contra tonos blancos (la libertad sexual). Los diálogos son sencillos y no muestran profundidad. No obstante, hay un buen manejo al contarnos la historia de una sociedad conservadora contra las libertades sexuales. Es decir, está bien contada, narrativamente es lineal y plana.

El argumento por si sólo es interesante, pero falto esa chispa, esas metáforas visuales, esos diálogos cínicos, esa fotografía atrayente.

 

*Periodista y Realizador. Director de CinEspacio24 Noticias. Colaborador en Cio Noticias y en Oculus Todo el Cine.


“Jurassic World: El reino caído”, y su tecnología más avanzada

Con la misma fórmula de siempre llega Jurassic World: El reino caído. De nuevo los humanos tratarán de controlar a los dinosaurios, pero estos se escapan y todo se sale de control.

 

Por Arturo Brum Zarco*

@arturobrum

A pesar de que la premisa es la misma, (eso era obvio, no esperábamos un tratado filosófico acerca de los dinosaurios), toca temas importantes para la humanidad (en serio) que hacen de esta película una cinta un poco más profunda que sus antecesoras (se los prometo), ya que hablan y se enfocan un poco más en la tecnología genética y los riesgos o virtudes de ésta.

Ese aspecto es el que destaco de la película, de trasfondo nos habla de una realidad que ya está aquí, los avances científicos al respecto van caminando a pasos seguros y la clonación es una realidad y un tema que el mundo comienza a debatir.

Fuera de eso, la cinta, con algunas fallas argumentales, tiene los mismos elementos de las anteriores, dinosaurios persiguiendo y devorando a la gente, el héroe carismático que todo asombrosamente le sale bien, la chica que está en problemas y es rescatada, y una niña que estará en medio de todo el desastre que hacen los dinosaurios.

Después del fracaso del parque de diversiones que vimos en Jurassic World: Mundo Jurásico, los dinosaurios están libres en la isla, pero la erupción de un volcán amenaza con aniquilarlos a todos.

El mundo se debate entre salvar a los dinosaurios o dejarlos morir; deciden que mueran. Un importante empresario contacta a Claire Dearing (Bryce Dallas Howard), quien en la entrega anterior era una ejecutiva del parque, para que le ayude a salvar una especie de cada dinosaurio, sobre todo al velociraptor.

Por lo tanto, ella va a pedirle ayuda a quien cuidada a esas especies, Owen Grady (Chris Pratt), quien ahora en su rebeldía hacia la vida , vive sólo a lado de un lago y está construyendo él sólo una casa (todo lo puede hacer).

Así, Claire y Owen con otros dos jóvenes integrantes Franklin Webb (Justice Smith), un experto en computadoras y Zia Rodríguez (Daniella Pineda) una intrépida veterinaria, van a la isla con un equipo especial de militares privados para transportar a los dinosaurios a un lugar seguro.

Tiene efectos especiales bien hechos. El ritmo de la película es como cualquier otra cinta de acción; no obstante a mitad del filme, se notan elementos del cine de terror y mucho de esto es por la mano de su director.

La digire el español J.A Bayona, quien ha demostrado su capacidad con cintas como El orfanato, Lo imposible y Un monstruo viene a verme, sabe realizar bien su trabajo y se nota cómo amalgama varios géneros para hacer una película entretenida y tocar de fondo algunas temáticas interesantes.

Asimismo, logra homenajear a la primera película Jurassic Park, que dirigiera Steven Spielberg y que en su tiempo sorprendió al público y a la mayoría de la crítica.

A diferencia de la cinta anterior donde el personaje de Bryce fue muy criticado por realizar toda la cinta en tacones , sobre todo en las escenas donde tenía que correr, ahora sí le ponen botas y es más verosímil su participación (de hecho hay una escena cuando llegan a la isla donde hacen un primer plano a sus botas).

Por su parte Cris Pratt hace el mismo papel que en la saga de Avengers, es cínico, presuntuoso, con el ego hasta el cielo, pero carismático y a quien todo le sale bien. No le costó mucho realizar el papel.

Jurassic World: El reino Caído podrá tener el mismo argumento de siempre, pero destaca en su trato hacia la tecnología genética, su homenaje a las películas anteriores y lo guiños al cine de terror que hace. Es una buena opción para entretenerte.

 

 

*Periodista y Realizador. Director de CinEspacio24 Noticias. Colaborador en Cio Noticias y en Oculus Todo el Cine.


“Cómo enamorar una chica punk”, una cinta diferente

Cómo enamorar a una chica punk es una cinta surrealista y divertida. Un joven punk se enamora de una chica de otro planeta, donde viven con reglas muy estrictas. El filme está basado en un cuento del escritor Neil Gaiman.

 

Por Arturo Brum Zarco*

@arturobrum

El punk es rebeldía, música,  un estilo de vida que busca una libertad sobre lo correctamente político. Eso se refleja en Enn (Alex Sharp)  un joven que le gusta escribir, leer y escuchar a sus bandas preferidas. Él y sus amigos Vic (Abraham Lewis) y Jonh (Ethan Lawrence) crean una revista donde resaltan el  movimiento punk de los años 70 en Inglaterra.

Asisten a conciertos clandestinos y buscan nuevas aventuras por las calles de Londres. Cuando se dirigen a una fiesta, se equivocan de lugar y llegan a una casa que parece abandonada, al entrar descubren una reunión extraña donde hay personajes vestidos de azul, amarillo, rojo y blanco; quienes realizan bailes fuera de lo común, cantan de una manera diferente y se acarician eróticamente. Entran a un mundo onírico y surrealista.

Entre esos seres extraños se encuentra Zan (Elle Fanning), ella vive en una comunidad con reglas estrictas, costumbres obligatorias y tiene prohibido salir. Cuando conoce a Enn,  decide que quiere ver  la ciudad y sobre todo desea saber qué es el punk.

Enn la ayuda a escapar e intenta enseñarle la esencia del punk; él cree que Zan es parte de una secta, pero en realidad son extraterrestres que vienen a la Tierra a cumplir una misión importante.

Cómo enamorar a una chica punk (How to tall to girls at parties) es una cinta surrealista y lúdica, dirigida por John Cameron Michell y basada en un cuento corto del escritor de ciencia ficción Neil Gaiman, sólo de la mente de él pudo nacer esta historia de locura y realismo que tiene un mensaje profundo y divertido.

Zan se involucra en el movimiento punk, y en una fiesta conoce a Queen Boadice (Nicole Kidman) una mujer excéntrica que vive una libertad casi absoluta. Entre ellas dos nace una complicidad y debaten sobre qué es el destino y la vida.

Entre  Zan y Enn nace un amor puro, real, se comprenden a pesar de que vienen de dos mundos diferentes. Uno representa la libertad de ideas y comportamiento; la otra la conducta recta, el seguimiento de las leyes sin cuestionarlas. Esa es la metáfora de la película, la libertad contra la represión.

La cinta tiene buen ritmo, diálogos divertidos y profundos, sobre todo en los parlamentos de Zan, ya que su inocencia a las actividades de los humanos hace que sus palabras y actitudes sean irrisorias.

Sin embargo, el filme no cuenta con una fotografía estable, ni una ambientación que destaque las escenas. Asimismo,  tiene unos malos efectos especiales que le quitan rigor a la cinta.

Las ambiciones del director son claras, mostrarnos dos mundos diferentes y cómo estos pueden “jugar” en conjunto y cantar entre ambos una canción del género punk a todo volumen. Es una cinta que desde su premisa se sale de lo cotidiano y esa es una de sus fortalezas; hay una visión de un cine diferente que aboga por la libertad, un homenaje al punk.

También, la cinta se burla de sí misma, del punk, y de las reglas, y hace un pequeño homenaje a Neil Gaiman. Una propuesta diferente, y eso se agradece mucho.

La puedes ver en Netflix.

 

*Periodista y Realizador. Director de CinEspacio24 Noticias. Colaborador en Cio Noticias 

 


“El habitante”, cinta de terror mexicana

Dirigida por Guillermo Amoedo, llega la cinta mexicana de terror El habitante, narra la mala suerte de tres chicas delincuentes que entran a la casa de un importante senador para robarle; sin embargo ese hogar tiene un ente diabólico que las hará sufrir.

Por Arturo Brum Zarco*

@arturobrum

Tres hermanas, Camila (Vanesa Restrepo), María (María Evoli), Ana (Carla Adell) con un pasado tormentoso, tienen la orden de robar el dinero de la casa de un senador; para una de ellas, la más grande, depende su vida de que el delito salga bien y consigan todo el efectivo. No obstante, al lugar donde entran tiene un habitante diabólico.

De esa forma, ingresan a un hogar sin seguridad, sin empleados, donde sólo vive, aparentemente, el senador José Sánchez-Lermontov (Flavio Medina) y su esposa Angélica (Gabriela de la Garza). Cuando las chicas entran a la casa no encuentran el dinero y amenazan con unas pistolas a la pareja para que les den lo que buscan.

Mientras atan al político y a su esposa, descubren que en el sótano hay una niña amarrada, con golpes por todo el cuerpo, que parece desnutrida, casi calva, es decir, en un estado deplorable.

Las hermanas tienen un pasado horrible, ya que tuvieron un padre que las golpeaba y abusaba de ellas; por tal motivo deciden ayudar a la niña, que es la hija de José y Angélica y se llama Tamara (Natasha Cubria). Pero cuando la desatan y reclaman a sus padres por la situación en que se encuentra la niña, Tamara escapa e inician una serie de sucesos misteriosos y diabólicos que harán que entre las tres hermanas nazca la desconfianza y el odio.

El habitante, película dirigida por Guillermo Amoedo, es una cinta de terror que utiliza rituales satánicos, invocaciones al diablo, posesiones diabólicas y exorcismo, una amalgama que la hacen una propuesta con buenas intenciones pero que se queda a la mitad de todo, ya que la narrativa quiere tratar varios temas y no llega al clímax de ninguno.

Está la historia de cada una de las hermanas, la de Tamara y su hermano muerto, el senador y su esposa; y al final la de un sacerdote, el Cardenal Pedro Natale (Fernando Becerril) quien llega a realizar un exorcismo.

El ambiente, siempre con figuras y referencias católicas, nunca llega a ser tétrico ni a involucrar al espectador en las escenas de terror, ya que la fotografía siempre plana y con un sinfín de simbolismos obvios no ayuda a la cinta.

Es por eso que el ritmo de la trama es algo lenta  y las secuencias reflexivas no llegan a tener la potencia necesaria para lograr contrarrestar esa lentitud del filme.

Asimismo, el largometraje trata temas como el abuso infantil, el maltrato familiar hacia la mujer, pero de nuevo es tan ambiciosa en tocar todos esos asuntos que no llega a enfocarse en uno y deja lagunas en el guion y tramas inconclusas o algo raras.

Lo mejor es la actuación de Natasha Cubria como Tamara, quien realiza el papel de una niña poseída a la altura de cualquier buena película de exorcismo. Asimismo, aparece en la cinta una sombra que supongo es el demonio, la peor representación de un ente diabólico que he visto, ya que no le causaría miedo ni a la persona más temerosa del mundo.

Buenos intenciones, ambiciosa, entretenida, pero no quedará en la mente del espectador como para que no lo deje dormir.

 

 

*Periodista y Realizador. Director de CinEspacio24 Noticias. Colaborador en Cio Noticias y en Oculus Todo el Cine.


“El club de los insomnes”, con poco nos mantiene despiertos

El club de los insomnes, dirigida por Joseduardo Giordano y Sergio Goyri Jr, es una cinta que narra cómo tres jóvenes pasan  las noches juntos (juegan, se rien, se entinden) ya que sufren de insomnio; una película mexicana que con poco cuenta mucho.

 

Por Arturo Brum Zarco*

@arturobrum

“Cuando padeces de insomnio, nunca duermes totalmente y nunca estás despierto totalmente”, dice Edward Norton en su papel en la cinta El club de la pelea, donde interpreta a un personaje que entre sus múltiples problemas tiene insomnio.

Y es que al parecer no hay nada más solitario que el insomnio, lo sufres sólo, nadie te acompaña y pocos te entienden; a ese mundo donde la línea entre estar despierto o dormido es muy diáfana nos lleva la película mexicana El club de los insomnes.

Santiago (Leonardo Ortizgris) es un joven que todas las noches tiene el mismo sueño: está en medio de un estacionamiento, camina entre los carros, y al final se encuentra ante una gran puerta con una brillante luz, nunca logra pasarla. Después de tener esa pesadilla despierta agitado y sale de su casa, ya que no puede dormir. Su esposa no lo entiende y esto provoca  entre ellos un distanciamiento.

Cuando sale, todas las noches se dirige a un mini súper mercado, donde trabaja Danny (Casandra Ciangherotti), de quien se hace amiga, juegan, platican y se ríen.

Danny quiere ser fotógrafa, y a todos los seres nocturnos que van a comprar cosas a altas horas de la noche, les toma fotos con una cámara instantánea (realiza un proyecto especial para ganarse una beca). No sabemos muchos de su vida, pero es una mujer que aparenta estar molesta todo el tiempo y odiar a todo el mundo; menos a su compañero de noche, Santiago.

A este dueto se une un personaje más, Estela (Alejandra Ambrosi) una veterinaria que lleva días sin dormir, ya que algo le preocupa en demasía. Ella va al establecimiento a comprar muchos refrescos. Después de un tiempo los tres se vuelven amigos y se acompañan en esa tormentosa experiencia que es el insomnio.

El club de los insomnes, ópera prima de Joseduardo Giordano y Sergio Goyri Jr, es una cinta que con poco hace mucho, y demuestra que para hacer cine sólo necesitas una buena planeación, una historia bien argumentada y pasión, ya que la película no usa muchas locaciones, o grandes efectos especiales, sino todo lo contrario, muestra una fina simpleza para contar una historia profunda.

Para curar el insomnio necesitas cómplices, amigos, personas que te escuchen y entiendan, sin juzgarte, sólo pasar el rato. Ante eso la película nos invita a la reflexión de cómo pasamos el tiempo, cómo nos divertimos, cuánto de nuestra vida dejamos que la sana ociosidad nos entretenga un rato.

El insomnio puede o es una actividad muy solitaria, y en eso la película es muy clara, y con una metáfora contundente:  la necesidad de aceptar nuestros problemas, buscar ayuda (incluso encontrarla en donde menos la esperas), y realizar lo que en verdad nos apasiona.

Esto lo cuenta sin caer en un drama barato, ni con una superproducción; los directores logran con un guion entretenido, unas actuaciones agradables de Alejandra, Cassandra y Leonardo, y una fotografía simple pero bien lograda llevarnos a ese mundo donde no sabemos si estamos despiertos o dormidos; y para eso, también, juegan con varias escenas metafóricas entre lo que parece un sueño o la realidad.

Es una buena propuesta para reflexionar sobre el insomnio, nuestros cómplices de vida y la necesidad de sólo pasar el tiempo.

 

*Periodista y Realizador. Director de CinEspacio24 Noticias. Colaborador en Cio Noticias y en Oculus Todo el Cine.


“Los Increíbles 2”, ahora es el turno de Elastigirl

Después de 14 años y de nuevo bajo la dirección por Brad Bird, regresa  la cinta animada Los Increíbles 2, que narra las aventuras de una familia con súper poderes; la premisa es la misma sólo que ahora la líder es Elastigirl, la madre del hogar.

 

Por Arturo Brum Zarco*

@arturobrum

Hace 14 años salió la primera película de Los Increíbles; una cinta animada que narraba cómo los súper héroes tenían prohibido aparecer en público, ya que según la sociedad y los políticos causaban más daño que solucionar problemas.

Nos contaba la historia de la familia Parr , cuyos padres eran dos súper héroes Elastigirl y Mr. Increíble, quienes vivían escondiendo sus poderes; tienen tres hijos, una adolescente que puede volverse invisible,  un niño con una velocidad sobrehumana, y un bebé que aún no saben cuáles son sus poderes.

En la primera parte Mr. Increíble trabajaba y su esposa Elastigirl era ama de casa; en una misión secreta este padre de familia es contratado por un millonario para que acabe con una serie de máquinas que ponen en riesgo a la humanidad,  al final esto desata una serie de sucesos que provoca que toda la familia combata con un súper villano.  

En esta segunda entrega, y siguiendo la moda de Hollywood de darle más poder a los personajes femeninos (cosa que es muy aplaudible), Disney utiliza la misma premisa de la primera parte pero ahora es Elastigirl la encargada de salir  a trabajar y de que su esposo se convierta en un amo de casa.

Aún los súper héroes están prohibidos, pero dos jóvenes empresarios contratan a Elastigirl para que detenga a los delincuentes y así la sociedad y los políticos acepten de nuevo a los súper. Es decir, misma historia pero ahora es el turno de ella. 

Ese es el gran problema de Los Increíbles 2, dirigida como en la primera parte por Brad Bird, reciclan la historia, pero ahora ponen al personaje femenino enfrente del eje narrativo y al hombre como amo de casa que tiene que cuidar a los hijos.

A pesar de eso, la cinta tiene buen ritmo, escenas chistosas, sobre todo la relación de Mr. Increíble con su bebé, a quien le aparecen miles de poderes. Asimismo, vamos a ver como envidia a su esposa y sufre con cuidar a sus hijos.

Fuera de eso, parece que los 14 años que pasaron para que regresara esta familia animada de súper héroes no fue suficiente tiempo para realizar un argumento original.

Darle mas poder al personaje de Elastigirl está bien, sin embargo, con una premisa diferente y menos predecible hubiera hecho de la cinta un filme agradable como la primera parte, en está ocasión es predecible y a mitad de la cinta ya sabes su final.  

Es entretenida, pero se fueron a lo seguro, no arriesgaron; solo cambiaron los papeles de los padres de esta familia de súper héroes. Cambio que obviamente en la sociedad es necesario, pero sería más bonito con una historia más original.

 

*Periodista y Realizador. Director de CinEspacio24 Noticias. Colaborador en Cio Noticias y en Oculus Todo el Cine.


“Anon”, adiós a la privacidad

Anon es una cinta original de Netflix, dirigida por Andrew Niccol (experto en ciencia ficción), que narra un futuro donde las personas tienen integrado un ojo especial que registra todo lo que hacen. Una hacker y asesina serial meterá en problemas a la policía, ya que puede cambiar y controlar esa tecnología ocular. 

 

Por Arturo Brum Zarco*

@arturobrum

La privacidad ya no existe. El ser humano tiene incrustado en su ojo una tecnología muy avanzada que registra todo lo que hace, cualquier acto que realice se guarda en un lugar llamado Éter. Así los crímenes son resueltos fácilmente, sólo basta con que un detective entre a los archivos de una persona y vea cómo delinquió.

En este mundo futurista, los policías, en especial los detectives, tienen la capacidad de ver los registros de las personas y así ver sus actos e incluso sus más profundos secretos; la privacidad ha muerto; pero no para todos, hay hackers que han logrado obstaculizar el ojo tecnológico y pasar desapercibido, como un intento de pelear por su privacidad.

Entre esos hackers está “La niña” (Amanda Seyfried), no sabemos su nombre ni su pasado; sin embargo, es la presunta culpable de una serie de asesinatos, donde a la víctima le quitan la capacidad de ver y le disparan en la cabeza, es decir, entran en su ojo tecnológico. En un mundo donde todo se maneja gracias a esta alta tecnología, un asesino con tal poder es sumamente peligroso.

Al mando de la investigación del caso está el detective Sal Frieland (Clive Owen), quien se infiltrará en el mundo de los hackers para detener a la asesina serial. En ese transcurso descubrirá cosas inquietantes sobre dicha tecnología.

Esa es la premisa de Anon cinta original de Netflix y dirigida por Andrew Niccol (quien nos ha entregado buenas películas  como Gattaca, Simone y El precio del mañana). El filme es una obra de ciencia ficción y cine negro: tenemos al detective con todos los cliches posibles, es alcohólico, tiene un pasado tormentoso, es mujeriego y le gusta ayudar a las mujeres; por otra parte en el personaje de Amanda está la femme fatale de la cinta, seductora y misteriosa.

Asimismo, la fotografía y la ambientación logran unos tonos grises, azulados y opacos que adentran al espectador en ese mundo donde la privacidad está prohibida y no hay secretos.

A pesar de la agradable premisa de la cinta, muy al estilo de la serie de ciencia ficción Black Mirror, la narrativa cae por momentos en lagunas confusas y giros narrativos simplistas, y una falta de ritmo que la hace tediosa y repetitiva. La película logra salir de estas desventajas por el gran trabajo que hacen tanto Owen como Amanda, que en un mundo futurista impregnan esa esencia de cine noir.

Andrew Niccol sin duda sabe dirigir ciencia ficción, es su género, pero en Anon se queda como a la mitad de la anécdota, nos deja esperando el mensaje importante. Aun así, el gran acierto del filme es hablar del peligro de la tecnología utilizada para el bien de una minoría y además abordar el tema de la privacidad.

Con una fotografía adecuada, efectos bien logrados, pero con una narrativa y ritmo que se quedan a medio camino, Anon es una buena propuesta para reflexionar sobre tu privacidad y la tecnología. Algo que está más cerca de lo que creemos.


*Periodista y Realizador. Director de CinEspacio24 Noticias. Colaborador en Cio Noticias y en Oculus Todo el Cine.


“Hereditary”, gran cinta de terror sobre locura y demonios

Hereditary es una cinta de terror que narra el suplicio de una familia después de que la abuela materna muere, ya que ella  le hereda a su hija y nietos unos rituales endiabladamente aterradores.

Por Arturo Brum Zarco*

@arturobrum

La madre de Annie (Tony Collete) acaba de morir, era una persona con trastornos mentales; algo común en su familia, ya que sus antepasados sufrieron de enfermedades similares. Por tal motivo, Annie tiene miedo de la herencia que su madre le pudo haber dejado a ella y a sus hijos: la locura.

Annie está felizmente casada con Steve (gavriel Byrne) y tienen dos hijos, Charlie (Milly Shapiro) una niña de 13 años y Peter (Alex Wolff), de 17. Ella se dedica a hacer cosas en miniatura, crea escuelas, hospitales o museos minimalistas, con una dedicación que raya en la perfección.

Después de la muerte de su abuela, la pequeña Charlie comienza a actuar cada vez más rara, y en la casa suceden cosas misteriosas, como puertas que se abren y sombras que aparecen.

Pero, sobre todo, la niña, quien vive en un mundo fuera de la realidad, con unos ojos que parecen venir del mismísimo infierno y que hace sonidos sombrios con la boca, realiza cosas extrañas: crea juguetes con la basura, hace dibujos perturbadores y le corta la cabeza a un pájaro muerto para hacer un muñeco, es misteriosa y aterradora de principio a fin.

Lo que empezó como una clásica tragedia familiar, poco a poco se va convirtiendo en una historia terrorífica, ya que la abuela escondía una herencia diabólica: fotos de ritos satánicos, símbolos tétricos, y un misterio que pronto va a desgarrar a la familia hasta llevarla a una locura sin paragón.

Hereditary es una buena cinta de terror que, aunque utiliza un argumento muy usado (lo que demuestra que lo importante es cómo cuentes tu historia), no cae en los sustos fáciles y en los demonios mal hechos que aparecen de la nada; es más reflexiva, visualmente aterradora, el ambiente de la cinta te adentra en ese sentimiento de luto que tiene toda la película.

No utiliza recurso banales y baratos del cine de terror, cada escena está bien pensada, con sonidos estridentes o silenciosos que enchinan la piel. Es un filme más complejo de lo que parece, inteligentemente deslumbrante y con un ritmo que juega con el espectador a revisar sus propias herencias.

En el fondo esa es la metáfora de la película, la terrible herencia que nos pueden dejar nuestros padres, esas enfermedades que se trasmiten genéticamente, Hereditary utiliza el terror para tocar estos temas y comprobar que el género está más vivo y original de lo que se creía.

Destaca la magnífica y demencial actuación de Toni Collete, quien hace un papel a la altura de cualquier drama premiado (merece algún reconocimiento especial por esta cinta), su personaje, que crea figuras minimalistas (parte fundamental de la historia), tiene un gran arco argumental, que comienza de la negación a aceptar que, contra la herencia, y más si es diabólica, el resultado es escalofriante.

 Hereditary es el primer largometraje de Ari Aster, que de trasfondo toca el tema de los dramas y pérdidas familiares,  la aceptación de nuestra herencia y de la infelicidad de ser madre.

Para los amantes del género del terror, o más bien del cine en general, esta es una obra que no se pueden perder, ya que te hará reflexionar sobre la herencia que te dejan tus padres o abuelos.

 

*Periodista y Realizador. Director de CinEspacio24 Noticias. Colaborador en Cio Noticias.


“Ocean´s Eight”, misma premisa, ahora son ellas

Ocean´s Eight, dirigida por Gary Ross, es un spin off de la trilogía Ocean´s Eleven. En esta ocasión narran el plan de unas ladronas para robar una joya importante en la gala del MET en New York. Su reparto es de lujo, Sandra Bullock, Cate Blanchett, Anne Hathaway, Mindy Kalling, Helena Bonham Carter, Sarah Paulson y Rihana.

Por Arturo Brum Zarco*

@arturobrum

Debbie Ocean (Sandra Bullock) acaba de salir de la cárcel, estuvo cinco años encerrada. Ya afuera lo primero que hace es robar; engaña a una tienda de cosméticos y se lleva varios productos, logra alojarse en un hotel de cinco estrellas utilizando una identidad falsa. Después va en busca de su amiga Lou (Cate Blanchett), con quien antes de estar presa cometía diversos fraudes.

Lou es un mujer aparentemente ruda, e igual que su amiga son (o eso intenta la película) cínicas en cuanto a la vida. Ella se dedica a administrar un club y vender botellas de licor adulteradas.

Debbie le propone a Lou un plan para robar una joya muy valiosa en la exclusiva gala del MET en New York. Sin embargo, para llevar a cabo su plan necesitan un equipo.

Reúnen a una diseñadora de modas, Rose Weil (Helena Bonham Carter); una misteriosa hacker,Nine Ball (Rihana); una experta en joyas, Amita (Mindy Kaling); una sutil ladrona, Constance (Awkwafina); y a una experta en robos, Tammy (Saura Paulson), quien ahora es ama de casa. Así, su plan depende de la actriz, Daphne Kluger (Anne Hathaway) para que entren en la gala.

Es decir, es la misma premisa de la trilogía de Ocean´s Eleven, protagonizada por George Clonney, Brad Pitt y Matt Damon; es lo mismo pero con mujeres. Por cierto, obvimente Debbie es hermana de Danny Ocean el papel que hace Cloney en la primera versión.

En esta época donde el empoderamiento de la mujer en el cine está a la alza (y eso siempre serán buen noticias), este tipo de películas son más comunes, donde las protagonistas son las mujeres; por ejemplo la nueva cinta de Las Cazafantasmas, Mad Max que ahora la protagonista es una mujer, Star Wars Rogue One, y seguramente seguiremos viendo esta mismo formato, y repito esas son buenas noticias.

Lo que no son buenas noticias es que reciclan películas y utilizan las mismas premisas que ya conocemos hasta el hartazgo. Eso es lo que pasa en Ocean´s Eight, es lo mismo pero ahora con un reparto femenino; no les voy a decir un spoiler pero la verdad, ya saben cómo va a acabar esta película.

Son ladronas que a pesar de cometer un crimen sientes empatía con ellas y son chistosas al realizas sus fechorías.

Su reparto es de lujo y aunque la química entre Bullock y Blanchett no es buena (como lo era Clonney y Pitt en la trilogía original), tenemos una escenas divertidas entre Helena Boham Carter y Anne Hathaway.

La resolución de la película, como en las originales, es simplista como si el guionista se sacara un giro inesperado de la manga que no tiene ningún sentido; no obstante, el poder en el reparto y las actuaciones la hacen una cinta entretenida y hasta ahí; lo demás es predecible.

El filme deja la “vela encendida” para otra película más o quizá otra trilogía.

 

 

 

*Periodista y Realizador. Director de CinEspacio24 Noticias. Colaborador en Cio Noticias y en Oculus Todo el Cine.


“Alucarda” cumple 40 años y realizarán un homenaje a Tina Romero

Con motivo de los 40 años del estreno de Alucarda, la hija de las tinieblas, dirigida por Juan López Moctezuma en 1975 y estrenada en enero de 1978, Macabro ha preparado un homenaje con la proyección de la cinta en una gala que tendrá lugar en el patio Octavio Paz de la Biblioteca de México; un homenaje a la actriz Tina Romero, quien encarna a Alucarda en la película, y la edición de un libro conmemorativo.

 

 

El primer encuentro entre Alucarda, el cine de Juan López Moctezuma y Macabro FICH se dio en el año 2004, en el cual se realizó una retrospectiva en honor del cine del mencionado director mexicano en la Cineteca Nacional. Posteriormente, Macabro a través de Edna Campos, directora y fundadora del festival, trabaja en la producción y el guion de Alucardos, Retrato de un vampiro (México, 2011) junto a Ulises Guzmán, director del documental.

Alucarda es la segunda película del finado director Juan López Moctezuma y es considerada uno de los filmes de culto más representativos del cine de género en México. Coproducción de México y Estados Unidos, presenta la historia de dos huérfanas que viven en un convento en donde se da la lucha entre el bien y el mal, provocada por una permanente influencia diabólica en la vida de Alucarda.

La actriz Tina Romero será reconocida con el premio Juan López Moctezuma, el cual se entrega desde 2011 a las personalidades del cine (directores, actores, cinefotógrafos, escritores cinematográficos, productores y promotores) que hayan hecho una aportación importante al cine de terror.

El reconocimiento para Tina Romero se hará por su interpretación icónica del personaje de Alucarda. Anteriormente han recibido este reconocimiento: Cinematográfica Calderón, Alfredo Gurrola, Elsa Cárdenas, Luigi Cozzi, Lamberto Bava, Stuart Gordon y Ken Foree.

Tina romero nació en la ciudad de Nueva York, Estados Unidos, hija de padres mexicanos, empezó a residir en México desde 1958. Allí fue desarrollando sus aptitudes artísticas en distintas escuelas de actuación y en 1975, a los 26 años, debutó como protagonista con la controvertida película de terror Alucarda, la hija de las tinieblas, Ese mismo año participó en Chin Chin el teporocho y la cinta Las Poquianchis.

En 1980 filma las cintas Estampas de Sor Juana y la telenovela Las grandes aguas, para el año de 1982 hacer su debut en Hollywood dentro de la cinta Missing protagonizada por Sissy Spacek. Para 1983 vuelve a México y realiza la película Las apariencias engañan. En 1984 año participa en las cintas Noche de carnaval y Mujeres salvajes. En 1985 protagoniza la cinta Los náufragos del Liguria dirigida por su entonces esposo Gabriel Retes. 
 
Durante mucho tiempo combinó su trabajo en cine con la televisión en la cual ha participado en telenovelas tales como SantaAñoranza, Las grandes aguas, El rincón de los prodigios y La casa al final de la calle, entre otras.

La edición del libro conmemorativo Alucarda 40 incluirá material gráfico del acervo del propio Juan López Moctezuma custodiado por Manuel Santillán Durán, así como textos de especialistas en el tema tales como Mauricio Matamoros, Rebeca Jiménez Calero e Iván Farías, entre otros. La edición será publicada por Samsara Editorial, coordinada por Edna Campos.

Macabro dedicará también su ya tradicional “Danza Macabra” con temática dedicada a la película, por lo que se pedirá a los asistentes que vayan disfrazados como los personajes de la misma.

Más información en Macabro